Si te gusta hazte fan de "Yo también leo el blog de Alonso Trenado" en Facebook

También en twitter @AlonsoTrenado














lunes, 22 de julio de 2013

Mi experiencia con Google Glass


Ya hace tiempo que no escribía en el blog, pero la ocasión lo merece.

Como sabéis sigo en Berlín como presentador de Deutsche Welle en Español y además he lanzado con dos personas más el proyecto creativo Nawta, así que ando algo justo de tiempo para todas las cosas que quiero hacer.

Que yo sepa, ahora mismo, no se están comercializando las Google Glass, así que os preguntaréis cómo conseguí enfundarme unas.

En una de las muchas palizas que me estoy pegando en avión me tocó hacer escala en Barcelona. Buscaba las pantallas para saber la puerta de salida de mi avión a Berlín y de repente vi a una mujer rubia con unas gafas de color azul celeste: Liza Gere (@AlphaNano).

Las gafas son tan tremendamente llamativas que enseguida me di cuenta de que lo que llevaba era unas Google Glass.

Suelo ser bastante tímido para hablar con extraños, sin embargo, en este caso, no me costó nada acercarme a ella y pedirle por favor que me contase cómo era su experiencia.

Me dijo que las había ganado en un concurso. También me comentó que estaba en España gracias al proyecto “Running of the bulls.travel”. En este proyecto habían elegido a una serie de personas para vivir los Sanfermines con las Google Glass y grabar toda la experiencia.

Ella misma me ofreció ponerme las gafas y descubrir qué se veía con ellas.

Lo primero que os tengo que decir es que las gafas están calibradas para cada usuario, así que cuando me las puse no conseguía ver toda la pantalla con claridad.

Las Google Glass no interfieren tu visión del horizonte, para interactuar con ellas hay que mirar hacia arriba y la sensación es la de una imagen iluminada en tu ojo, una pantalla líquida…pero si miras a las gafas no miras al entorno y viceversa.

Liza me enseñó a pasar fotos (se acaricia la patilla derecha y van pasando las fotos o vídeos hechos). También a hacerlas (se le dan órdenes a las Google Glass del tipo “Ok Glass / Take a Picture”).

Las gafas se ponen en modo ahorro de energía muy rápido y para encenderlas de nuevo basta con un movimiento afirmativo de la cabeza.

Sobre problemas, me contó que ante ciertas órdenes las Google Glass todavía no funcionan muy bien y se apagan, aunque también me aseguró que Google está sacando nuevas actualizaciones constantemente.

En cuanto a mi (pequeña) experiencia. He de decir que resulta extraño eso de mirar hacia arriba y las gafas son muy llamativas para los demás (incluso una chica vino a hacernos fotos mientras Liza y yo hablábamos). No pasan desapercibidas.

Aparte está el hecho de que probablemente Google está recogiendo constantemente la información que las gafas le dan. Fotos, vídeos, localización de la persona que las lleva y de las que están en su rango de visión...asusta un poco, aunque supongo que eso es lo que ya están haciendo los Gobiernos y compañías tecnológicas.

En lo que al periodismo se refiere, estamos hablando de una herramienta que me parece poderosísima sobre todo para Televisión. Estamos hablando de reporteros ofreciéndote imágenes en tiempo real de aquello que estén mirando en cualquier parte del mundo, como podéis observar en este vídeo.

 

También puede servir para hacer directos en la calle y tener todos los datos necesarios sin  papeles (como cuenta Sarah Hill, la primera periodista en utilizar Hangout para hacer una entrevista en televisión)...por muy absurdos que sean.



Muchos contras, muchos temores y también mucho potencial de evolución para las Google Glass. Lo que os aseguro es que fue una experiencia emocionante.

1 comentario:

  1. Eres demasiado atractivo e interesante

    ResponderEliminar